Casa de Labranza del Año 1908, situada en la zona poblada más elevada del cabo Finisterre (La Ínsua, 120 habitantes), lo que le permite ser un auténtico mirador a la bahía de Finisterre por el este y al océano Atlántico por el oeste, haciéndole disfrutar de unos amaneceres y puestas de sol únicos.

El labrador y cantero Antonio de Pedro(1877-1964) a su vuelta de Cuba Y Argentina construyó la casa en la finca “Pradiño”.

una casa con historia

Dos generaciones más siguieron la tradición familiar de labradores en la casa que hoy es el Hotel Rústico Spa Finisterrae (2004), propiedad del bisnieto de José Antonio Canosa Valdomar y Asunción Canosa Pequeño.

visita virtual
ENTRA Y CONÓCENOS

ven a conocer el fin de la tierra